miércoles, 26 de noviembre de 2008

Mal día

Un mal día en todos los sentidos. Anoche me acosté con un horrible dolor de cabeza, y aunque ha amainado un poquito durante el día de hoy, me sigue martilleando las sienes y eso no contribuye a tomarme las cosas con alegría. Estoy empezando a agobiarme de nuevo (sí, ya sé que no tengo razones, soy una plasta con el estudio, pero es que mi perfeccionismo alcanza límites insospechados; cosa que aborrezco, a todo esto...); los miércoles suelen ser, en líneas generales, días pésimos en el sentido del cansancio (aún encima de que se me acumula tengo que pasar dos horas encerrada haciendo prácticas de Documentación, lo que se hace pesadísimo...); mi madre me llama para gritarme (¡yupi! Qué novedad... A ver si se le pasan ya los enfados esporádicos que le entran así como si nada T.T); y aún no tengo plan concreto para el viernes, aunque está claro que a clase voy a ir diga lo que diga la gente, y también esta claro que no voy a beber, diga lo que diga la gente también. Tengo unos principios, y uno de ellos es que no me gusta el alcohol nada de nada. Y, por descontado, no lo necesito. Ahí queda eso.

Como no escribo una entrada para quejarme y liar la cabeza a mis escasos lectores, voy a hacer alguna valoración positiva de la jornada. Pensemos... Las clases han sido igual de entretenidas que siempre, al final acaban saliendo tonterías por doquier. Frases célebres no recuerdo muchas, pero voy a dejar constancia de dos, la primera del profesor de Historia Universal y la segunda de la profesora de Historia de la Comunicación, antes de que se me olvide, porque son memorables y surgieron hace tiempo:

Esto era una perogrullada. Perogrullada viene
de Perogrullo, que debía ser un hombre que decía cosas poco coherentes.


A ver, recuerden una cosa: la guillotina se
llamaba así porque la inventó un tipo que se apellidaba Guillotain. No me pongan
en el examen que se "guillotinó" a Carlos I porque simplemente se le decapitó,
la guillotina es una cosa de la Revolución Francesa. Si hubiese sido inventada
por un tipo que se apellidase Pérez, se llamaría Perecina.



Las dos frases del mismo tipo, en fin xDDD

Otro aspecto positivo del día de hoy ha sido que el entrevistado de la contraportada de La Vanguardia era católico. Bueno, la verdad es que estoy sacando de quicio esto de buscar aspectos positivos, me da un poco igual lo que sea U.U El caso es que verificarlo siempre es sinónimo de risa.

Estoy muy pero que muy poco animada e inspirada así que, sintiéndolo mucho, me despido de todos vosotros por hoy :( Sé que esperábais alguna anécdota, o quizás frases célebres en una mayor abundancia, pero así es la vida, tocan días buenos... y malos.

A ver si mañana se disipa el dolor de cabeza y podemos funcionar de otra manera. Seguro que sí, porque vaya miércoles T.T

¡Anda! Me he extendido y no he rellenado todo con enlaces innecesarios. La gente, con esto de estar ante una pantalla y tal, no me leerá, pero ¡qué más da! Lo que me importa es escribir y punto. Por lo menos en este blog puedo hacer lo que me gusta (ya me entendéis algunos que estáis tan frustrados como yo en este aspecto ¬¬)

Recitando... Rima XXIX, de Gustavo Adolfo Bécquer.

Sobre la falda tenía
el libro abierto,
en mi mejilla tocaban
sus rizos negros:
no veíamos las letras
ninguno, creo,
mas guardábamos entrambos
hondo silencio.

¿Cuánto duró?
Ni aun entonces
pude saberlo;
sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.

Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo
y nuestros ojos se hallaron
y sonó un beso.

Creación de Dante era el libro,
era su Infierno.
Cuando a él bajamos los ojos

yo dije trémulo:¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
¡Ya lo comprendo!

Un poeta eterno y mítico que nunca me cansa.

martes, 25 de noviembre de 2008

Misión cumplida

Primera prueba superada. A pesar de todos los miedos y de la incertidumbre que me rodeaba, las cosas han salido bien. Más que bien, incluso mejor de lo que esperaba. Dos encantadores notables tanto en Historia de la Comunicación como en Economía. Los resultados entre mis compañeros han sido dispares, así que, a los que han suspendido alguno de los exámenes o los dos, les animo a que centren todos sus esfuerzos y se den un pequeño empujoncito en febrero, ¡seguro que sacaréis la materia adelante! Y, por una vez, me permito ser egocéntrica por todo el morro y me permito también dedicarme un Olé, porque estoy orgullosa de que mi esfuerzo haya servido para algo (esforzarse casi siempre sirve para algo, menos mal :) ) Nota aclarativa: sí, Íñigo, sí, el curso que viene te dejaré mis apuntes de Economía (pero a cambio me tendrás que compensar con una suculenta y abundante ración de lentejas medievales cocinadas a la antigua usanza xDDD)

El tema principal de estos dos primeros días de la semana ha sido las esperadas y temidas calificaciones, pero, en otro orden de cosas, apuntaré que ayer el señorito del alféizar me instó a correr bajo la lluvia para celebrarlo (sí, curiosa forma de celebrar cosas... ¬¬), y que he acabado más constipada de lo que estaba. Aún así, para el regocijo de mi querido dueño y señor de los alféizares, diré que hacer ejercicio de vez en cuando no perjudica la salud (creía que sí, cansarse tanto no puede ser bueno, eh, chiqui... :P), y añadiré que lo pasé genial. Como siempre lo paso contigo, no es de extrañar...

Tanto el lunes como hoy, martes, han sido unos días muy... ¿frasísticos? Vaya, que nos hemos reído mucho. Las frases célebres no sólo han surgido en Historia de la Comunicación, también en otras asignaturas; pero empezaré con las primeras por ser las más populares :) Dado que no ha ocurrido nada demasiado relevante, una buena dosis de humor nunca viene mal a las entradas xD Ahí van las primeras:

A veces ponen películas tan malas en el autobús que te dan ganas de tirarte por la ventana y morir.

¿No conocen esa revista? Ja ja ja, me parto el bazo
(no lo había oído en mi vida xDDD)

Qué pequeños son, ¡tienen tanto que aprender! Mira que no conocer esa revista... (vuelta al pasado, al día en el que nos dijo lo de los ositos de peluche...)

¿Han estado alguna vez en Hollywood? Es un sitio muy hortera, pero... ¡es tan divertido!

En el paseo de la fama de Hollywood hay un montón de estrellas con las huellas de los actores y tal. Está la de R2D2 y todo. Yo me hice muchas fotos con huellas de robots, ¡me encanta esa saga!

Llega un español al paseo de la fama y se hace una foto con la estrella de Antonio Banderas, ja ja ja
(risa irónica total)

Si van a Hollywood, no se olviden de ir al cementerio. Ahí están enterradas todas las estrellas. La tumba de Marylin Monroe es interesante. De hecho, le hice una foto, se la enseñaría si la tuviera, pero el caso es que la borré, guiada por la escasa habilidad tecnológica que me caracteriza (risas) Bueno, pues eso; la tumba de Marylin tiene unos labios rojos ahí, ¡pap! (muy onomatopéyica la aclaración xD) Es muy hortera, pero... ¡es tan divertida!

Ah, también fui a Malibú. Ahí tienen los famosos sus mansiones, mansiones tremendas, por cierto, muy horteras, sí, pero divertidas.
(se queda pensativa y añade)
Me pregunto para qué querrán tener veinticinco baños los famosos. Bueno, pensándolo bien, estaría bien tener una mansión en Malibú. Podrías usar un baño para cada día del mes, je je.


Uno de los mejores momentos de las últimas cuatro lecciones de Historia de la Comunicación ha sido, sin duda, el acontecido hoy al inicio de la primera hora:

A ver, imagínense: tienen ustedes un 3 en el examen de noviembre. Si sacan un 6 en el de febrero, aprobados. 6 más 3 es igual a 10 (murmullo. Después de miles de murmullos y de que ella no se enterase de la errata, se queda pensativa y se acaba por dar cuenta) 6 más 3, 10... ¡Ahí va! ¡Que es 9! (carcajada inmensa y total de toda la clase, incluida la de ella ^^)

Esta mujer es la monda. No hay día que me aburra en sus clases. Y además le tengo aún más cariño desde que me puso tan buena nota ^^

Antes de terminar, tengo que añadir alguna que otra frase más. Tenía pensado transcribir las de Aurell, pero mi cabezota no da para más hoy (dadas las circunstancias, han pasado ya las once de la noche y tengo un dolor en las sienes flipante, se empieza a acumular el cansancio y mi cuerpo demanda la camita...), así que cuando las recuerde las pondré. Sólo decir que su última clase fue de un estilo muy políglota: habló en inglés, italiano y francés xD Es encantador este hombre. A veces hace gracias que no las entendemos pero sólo al oírle reír te dan ganas de reírte a ti, es muy pero que muy contagioso...

Aludiendo especialmente a todos mis compañeros del grupo 4 de las prácticas de Discurso (han salido mejor de lo que esperábamos, al fin y al cabo...), recopilaré acto seguido los incidentes más sonados de la tarde. Empezaré con las frases de Josean:

Yo es que soy un "ciberpaleto" (que corrobore esto Álex: no podía respirar de la risa xDDD)

(Aparece la grabación de Claudia en pantalla, pobrecita xD) ¡Aquí tenemos a la representante de los doloridos! (había hecho una exposición sobre la explotación infantil) Sólo falta poner al fondo a un niño con moscas en la boca (ha sido muy cruel este Josean U.U) Voy a mandar tu vídeo a Ana Rosa Quintana.

Natalia, se agradece que hables de temas como el pez globo.

Un día tenemos que hablar tú y yo de vinos
(a Edu, que se escondía debajo de su chaqueta de la vergüenza que le suscitaba su grabación, que, para el caso, ha sido mejor que la mía... ¡mono bananero,ña!)
Bueno, no recuerdo más, pero no dudéis, iré recopilándolas. Los comentarios en los visionados suelen ser demasiado hilarantes como para soportarlos estoicamente (se me está empezando a ir la pinza ya, menudo sueño tengo...)

Por cierto, Álex, cuidado con el uso de las esdrújulas :P

Y ahora, lo que todos esperábais, lo que todos estáis aguardando con impaciencia, lo que todos queréis leer... ¡tachán! Un recuerdo al vídeo infiltrado de Santi. Pero bueno, qué descojone. Empieza a mover las manos, escenificándolo todo. Cuando habla de un lápiz digital extiende las manos como si lo estuviera cogiendo; cuando comenta la superposición de capas en la pintura digital, ¡superpone también sus manos!; y, lo peor de todo... ¡HABLA DEL JAMÓN COMO UNA COSA BANAL! (para entenderlo hay que escuchar su tono xDDD)

Ya basta por hoy, hala, que tenéis entrada para rato.

Por cierto, ¡mañana tendré entrada para la carpa! Se la he encargado a una chica de mi residencia, que me la comprará gustosamente, es más maja la moza... En fin, habrá que ir haciendo planes concretos. ¡Además viene Lolo de fiesta con nosotras! :D

Un besito.

Leyendo... El juego del ángel, de Carlos Ruiz-Zafón

Un lienzo de bruma descendía sobre la calle Santa Ana
cuando llegué al portal de la librería. El librero y su hijo vivían
en el primer piso del mismo edificio. Sabía que las seis de la
mañana no eran horas de llamar a casa de nadie, pero mi único
pensamiento en aquel momento era salvar aquel libro, y tenía la
certeza de que si mi padre lo encontraba al volver a casa lo
destrozaría con toda la rabia que llevaba en la sangre. Llamé al
timbre y esperé. Tuve que insistir dos o tres veces hasta que oí
la puerta del balcón abrirse y vi cómo el viejo Sempere, en bata
y pantuflas, se asomaba y me miraba atónito. Medio minuto
más tarde bajó a abrirme y en cuanto me vio la cara todo asomo
de enfado se evaporó. Se arrodilló frente a mí y me sostuvo por
los brazos.

—¡Dios santo! ¿Estás bien? ¿Quién te ha hecho esto?

—Nadie. Me he caído.

Le tendí el libro.

—He venido a devolvérselo, porque no quiero que le pase
nada…

Sempere me miró sin decir nada. Me tomó en brazos y me
subió al piso. Su hijo, un muchacho de doce años tan tímido que
yo no recordaba haber oído nunca su voz, se había despertado al
oír salir a su padre y esperaba en lo alto del rellano. Al ver la
sangre en mi rostro miró a su padre, asustado.

—Llama al doctor Campos.

El muchacho asintió y corrió al teléfono. Le oí hablar y
comprobé que no estaba mudo. Entre los dos me acomodaron
en una butaca del comedor y me limpiaron la sangre de las
heridas a la espera de que llegase el doctor.

—¿No me vas a decir quién te ha hecho esto?

No despegué los labios. Sempere no sabía dónde vivía y no
iba a darle ideas.

—¿Ha sido tu padre?

Desvié la mirada.

—No. Me he caído.

El doctor Campos, que vivía a cuatro o cinco portales de allí,
llegó en cinco minutos. Me examinó de pies a cabeza, palpando
los moretones y curando los cortes con tanta delicadeza como
pudo. Estaba claro que le quemaban los ojos de indignación,
pero no dijo nada.

—No hay fracturas, aunque sí unas cuantas magulladuras
que durarán y dolerán unos días. Esos dos dientes habrá que
sacarlos. Son piezas perdidas y hay riesgo de infección.
Cuando el doctor se marchó, Sempere me preparó un vaso de
leche tibia con cacao y observó cómo me lo bebía, sonriendo.

—Todo esto por salvar "Grandes esperanzas", ¿eh?

Me encogí de hombros. Padre e hijo se miraron con una
sonrisa cómplice.

—La próxima vez que quieras salvar un libro, salvarlo de
verdad, no te juegues la vida. Me lo dices y te llevaré a un lugar
secreto donde los libros nunca mueren y donde nadie puede
destruirlos.

Los miré a ambos, intrigado.

—¿Qué lugar es ése?

Sempere me guiñó el ojo y me dedicó aquella sonrisa
misteriosa que parecía robada de un serial de don Alejandro
Dumas y que, decían, era marca de familia.

—Todo a su tiempo, amigo mío. Todo a su tiempo.

Me gustó más La sombra del viento, pero, a pesar de todo, Ruiz-Zafón me encanta...

domingo, 23 de noviembre de 2008

Buen fin de semana

El viernes, agotada y tratando de descansar; el domingo, como siempre, estudiando y aborreciendo el último día de la semana, bastante aburrido habitualmente. Hasta aquí todo parece corriente, las típicas cosas que me ocurren en un fin de semana. De ahí que el sábado siempre sea el mejor día de las tres jornadas festivas. Hay sábados muy divertidos, sábados bastante rancios por diversas razones, incluso puede darse el caso de que te toque un sábado malo y horroroso, en el que te levantes con el pie izquierdo y no te apetezca ni salir. Pero este no ha sido el caso. Este sábado ha sido uno de los mejores sábados de las últimas semanas. ¿Que por qué? Por una sencilla razón: he hecho algo diferente. A veces, cambiar de método sabático (por llamarlo de alguna forma) es bastante interesante y da lugar a emocionantes resultados. El día de ayer fue prueba de ello. Y ahora, me dispongo a relataros la crónica de mi sábado distinto. Allá voy.

Resulta que, por alguna extraña razón, a un señorito llamado Álvar le dio por efectuar una didáctica (o no tanto xD) visita a la Ribera, en concre
to a la mejor ciudad de la misma: Tudela (ese ego... :P) El caso es que, después de numerosas insistencias por mi parte, la idea le acabó por atraer y se dejó catorce pavos en un billete de autobús por contemplar las maravillas de mi urbe de origen.

Al principio de la mañana (más bien del mediodía) teníamos energía a raudales para hacer un tour turístico y cultural:
entramos a la catedral (aunque cuando estábamos a mitad de la visita tuvimos que irnos porque daba la casualidad de que se había celebrado una boda y no era plan de salir al mismo tiempo que los novios, no vaya a ser que nos cayera arroz en el cogote o que nos saliera al paso algún dantzari de esos que andaban por ahí amenizando la fiesta); dimos una vuelta por la Plaza Nueva, casco viejo y alrededores; e incluso presenciamos una guardia policial de primer orden, pues habían atracado una joyería en la calle Carrera (me he informado) a las 10: 30 de la mañana y los ladrones en cuestión habían salido por patas al punto.

La cosa es que, después de comer y tal, las ansias culturales se redujeron a los mínimos y acabamos en el Yamaguchi tudelano realizando, mmm... ¿cómo llamarlo? Aventuraciones filosóficas, ¿sí? Buena palabra ^^

Más tarde pasamos por mi casa a por unos apuntes porque, ejem, ejem... A alguien no le apetece ir a cl... ejem, ejem. Al mongolín este le
gustó y todo. Poco después nos reunimos con mis amigas (y amigo), no sin antes acompañar a mi hermanita a reunirse con sus amigas y contemplar cómo todas ellas perseguían sin piedad al pobre Haritz, un chico de su clase, y le gritaban de todo por llevar un bolso xD Ay, tener 11 años es otra historia; definitivamente, qué tiempos.

Tras atiborrarnos de gominolas y demase
s, fue llegando la hora de devolver a la cosa esa a casa (^^), así que fuimos a dar un paseíto por el río para que contemplase sus cristalinas aguas (ya nos gustaría ¬¬). Como venganza o frustración interior (quién sabe), a Álvar se le ocurrió la fantástica idea de tirarme en un montón de hojas de manera un poco brusca T.T Después, me cegó con el flash de su preciada cámara digital y yo acabé hasta los cojones, siendo poco fina. De todos modos, salí ilesa. La foto de al lado os puede ayudar a haceros una idea de la magnitud de la situación y de las pintas que acabé teniendo cuando conseguí emerger del montón de hojas en cuestión.

Conclusión: nos lo pasamos pipa. Espero que se vuelva a repetir algo así, me da igual si es en Tudela o en Honolulú. La cuestión es que sea tan divertido :)

El reloj marca más de las once de la noche y mi maleta está todavía sin hacer, razón por la que concluyo ya por hoy. Mañana más, señoras y señores (xD)

A todo esto, hablando de mañana: las notas parece que SÍ van a salir por fin. Como muy muy tarde el martes. Como mucho, digo. Por lo tanto, el conocimiento de las mismas va a ser casi inmediato. Repentino. Cercanísimo. Qué miedo, crucemos dedos. Esperamos todos que haya ido bien. Aunque lo hecho, hecho está :(

¿Iré a correr mañana finalmente? Venga, sí, lo haré. Toca cumplir mi promesa :D

Reflexionando...
La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión, que la música sea el alimento del amor.
Kurt D.Cobain

jueves, 20 de noviembre de 2008

I need some sleep

Hoy...

Conjunto agolpado de signos que se entremezclan de un modo lógico. Lo miramos para organizar nuestra vida y lo analizamos para rescatar instantes pasados. Es el reflejo del ayer, del hoy y del mañana: el guardián del tiempo trasladado a un soporte analógico.

¿A qué no sabéis que es? Pues un calendario, hombre. Los ejercicios de creatividad literaria del taller de escritura han estado interesantes :) (a pesar de que a ciertas personas les ha dado por faltar y me han dejado escribiendo en mi soledad ¬¬) Me ha gustado cómo me ha quedado la definición. Parecía que estábamos jugando a las adivinanzas, pero ejercita bastante la imaginación, es una buena forma de evadirse un ratito.

Ayer no actualicé, sí, lo sé; pero, al fin y al cabo, no os perdisteis nada: esta semana está pasando lo mismo todo el rato. Resulta que, por un lado, está el agobio de recibir las notas de los parciales de la semana pasada (que aún no nos las han dado, ¿podéis creerlo?); y, por otro, la poca facilidad para ponerme las pilas que estoy teniendo pero que espero recuperar este fin de semana. Hoy el profesor de Economía nos ha recordado que los exámenes de Febrero son más bien en Enero, y que en Navidades, mal que nos pese, apenas se hace nada, así que habrá que apechugar, reconocerlo e ir hincando codos progresivamente.

Lo más interesante del día de ayer fue la visita que efectué al piso de Milena, que había ganas de verla desde el sábado (en serio :D). Con menudo cuadro me topé: ella y sus compañeras de piso estaban empachándose de Nocilla y chorizo (combinados no, gracias; aunque sé que a Lolo le encanta comer bocadillos con estos ingredientes fusionados, está un poco ida de la olla, pobrecita... :P)

Bueno, por lo demás, las relaciones sociales y demases transcurren entre preparaciones para la carpa, críticas a la manera de conjuntar la ropa de Gorka (xD), reencuentros de Nazareth con su enamorado, y, sobre todo y ante todo, planificación entre Iraia y yo para... asaltos futuros (ya me entiendes, pillina)

¡Íñigo! ¡Las lentejas medievales no llevan en el puchero desde la Edad Media! Es una forma de llamar a la forma rudimentaria de cocinarlas, ¿vale? No te montes tus historias... U.U ¡Tamf! (los que no comprendan esto que no se preocupen, son simples paranoias un poco incoherentes)

Como no me apetece seguir rellenando esto con improperios varios, mejor cierro por hoy y, por supuesto, os dejo una frase célebre del miércoles (últimamente no faltan en ninguna entrada):
Era una película de los hermanos Brother.
Quería decir Cohen, pero en fin, le salió y nos reímos todos, incluida ella, además a carcajada limpia (dábais por hecho que la frase era de la profesora de Historia de la Comunicación, ¿no? Es lo lógico, son las mejores :))

Otro día más frases, que ahora el sueño me invade y mañana toca lección económica a nada más y nada menos que las 8 de la mañana.

Chiquitujo
, que sábado nos espera...^^

Viendo...
I need some sleep, de Eels



A propósito del título, del sueño que tengo y de lo que me encanta esta canción :D

martes, 18 de noviembre de 2008

Pereza

La pereza me invade irremediablemente, sabiendo que eso no es bueno para el progreso académico xD El sueño y el cansancio del día, añadiendo que este martes lluvioso te quita las ganas de trabajar afanosamente, me han hecho vaguear más de la cuenta, pero prometo que me pondré a estudiar en breve. Claro, al quitarnos los exámenes nos relajamos y no hay quien nos haga estudiar otra vez...

A propósito de los exámenes: las notas todavía no han salido. Se rumorea que las de Economía saldrán hoy a las 7 de la tarde (quedan cuatro minutos, entonces; cuando termine de escribir esta entrada ya serán más de las 7, y por tanto puede que ya estén colgadas en Internet... Qué miedo, prefiero esperar a que alguien me lo confirme). De las de Historia de la Comunicación todavía no hay noticia. Pues eso, chicos, a esperar (pacientemente, si puede ser).


El día de hoy no es que haya sido especialmente largo, pero sí cansado, no sé. Quizás esto se debe al nerviosismo que genera el conocimiento imprevisto de nuestras calificaciones. También por la grabación de la segunda práctica de Discurso: ha salido bastante peor que la anterior, con decir que me he puesto considerablemente nerviosa, yo que a lo que menos miedo tengo es a hablar en público... Me consuela saber que en la parte escrita obtuve una buena note, a pesar de que ahora la oral vaya a cojear un poco ^^ Lo más interesante de la práctica ha sido pegar (con cariño) a Edu. Menudo mono bananero tengo por amigo...

Aquí sigo conversando con Olatz, mi adorada y norteña amante (xD) vía messenger, no hay manera de ponerme a hacer algo productivo... A ver si hago el esfuerzo y centro mis energías (hoy escasas) en Historia Universal (sí, ¿qué pasa? Quiero ir adelantando U.U). Qué cosas, Olatz mía, nos parecemos en más de lo que creía yo... Es bueno encontrar cosas así, la vida te depara sorpresas :D

Venga, voy a rellenar un poco más la entrada con alguna que otra frase de Historia de la Comunicación, que han salido varias en las dos horas de hoy, aunque no tantas como de costumbre :( Deleitáos con ellas:

En esta época, gracias a la publicidad, se puso de moda ducharse.
¿A que no saben a quién envió el gobierno inglés para convencer a los americanos de que entraran en la guerra? ¡A nuestro amigo Lord Northcliffe! (seguidamente, numerosos murmullos de desaprobación de la clase)
En Estados Unidos nada tenía que estar relacionado con lo alemán, porque era algo despreciable. Por ejemplo, las salchichas de Frankfurt pasaron a llamarse "salchichas de la libertad".
Menuda carcajada general ha habido con lo de las salchichitas de la libertad... xD


Dado que mi inspiración es escasa, me voy despidiendo y os dejo con una letra que me gusta bastante.

Por cierto... El entrevistado de la contraportada de La Vanguardia de hoy era... ¡CATÓLICO! Increíble. Se han cumplido los deseos de Santi (que un día se verá desbancado por mí en Arte en la web :P)

Un último apunte: llamamiento a Álex y Andoni... ¡Cread YA www.soloencuestaschorra.blogspot.com! O, en su defecto: www.choloenchuestaschocha.blogspot.com Qué risas, por Dios... Cada día se nos va más la pinza, chicos...

Iraia: si arriesgas, puedes perder. Si no arriesgas... ya estás perdido.

Bueno, ya basta de tonterías por hoy. Un besito.

Escuchando... Chump, de Green Day.





Green Day me ha acompañado desde los quince... Ay, esos quince... Años extraños...

lunes, 17 de noviembre de 2008

Incertidumbre casi resuelta

Mañana. Mañana conoceremos los resultados de nuestros primeros dos exámenes universitarios. Y la cosa es que estoy bastante acojonada, por decirlo de una forma exabrupta. Pensaba que el de Historia de la Comunicación tardaría más en estar corregido, pero, como dice nuestra profesora:
¡Soy una hacha corrigiendo exámenes!

El de Economía lo esperaba, pero éste... En fin, el caso es que me he puesto a divagar acerca de lo que puse o dejé de poner en mis exámenes, sobre todo en el primero que he comentado, porque a la profe se le ha ocurrido la fabulosa idea de desmoralizarnos el día anterior a recibirlo. Aunque me quejo, sé que es una buena fórmula: al fin y al cabo ya vamos con ánimo depresivo, por llamarlo de alguna manera, a recibir las fatídicas notas. Sí, sé que no tengo que adelantar acontecimientos... Pero que se haya afirmado que los ceros han pululado por doquier y que no sabemos desarrollar el tema de la opinión pública me ha dejado un poco... ¿Cómo decirlo? Chof.

Bueno, ya que partimos del tema "Historia de la Comunicación", toca comenzar a dejar constancia de alguna que otra frase célebre, que sé que es lo que más gusta a mis (escasos) lectores. Y, cómo no, empezaré con las frases de la profesora de dicha asignatura (que, aunque me suspenda, me seguirá cayendo bien; es la monda esta mujer). He aquí la frase estrellla de hoy, dirigida al conocido freak de negro y cadenas de nuestra clase (más conocido como Neo, pinchad aquí sí queréis saber más de él; información proporcionada por mi querido Andoneision):
Usted es el tipico tío que me encanta.
No podía faltar el comentario de Nazareth de fondo: ¡Otra historia de amor! Ha sido un puntazo, toda la clase se ha reído al mismo tiempo, una carcajada general, vamos xD

Otras afirmaciones bastante graciosas del día de hoy han sido:

No se podían publicar todas las noticias sobre la guerra, porque como estuvieran buscando a un tipo y resulta que se dice en los periódicos que el tipo está sobrevolando tal país, pues ¡pum! Ya deja de sobrevolarlo.

La orientación de la prensa inglesa durante la Gran Guerra era patriótica y antiderrotista, es decir, ¡que nadie imaginase que a los ingleses les iba mal en la guerra! Nadie podía pensar, aventurar, que, por casualidad, quizás, por alguna remota razón, a un soldado inglés, por casualidad, puede ser, quizás le diese una bala
(todo ello dicho a un ágil ritmo xD)


Vaya, ¡ya ha vuelto a borrar mal la pizarra el profesor Aurell! Tenéis que decirle esto, bueno, ya se lo diré yo: el secreto de una pizarra bien borrada está en ir limpiándola varias veces a lo largo de la clase. Es que los hombres no sirven para nada. En cambio, nosotras valemos tanto para un cosido como para un descosido. Menos mal que ahora las mujeres estamos empezando a dominar el mundo, ¡ya era hora!
Esta última frase ha sido bastante polémica, porque los hombres refunfuñaban, al tiempo que nosotras sonreíamos maliciosamente o nos reíamos descaradamente (caso de la servidora ^^). Además, me ha hecho recordar otra frase que dijo hace ya días y que olvidé mencionar:
No hagáis caso a los hombres, que os comen mucho la oreja pero no merece la pena.
Todo vino a cuento de que había una serie de parejitas ligando por la parte de atrás de la clase (más bien por la de arriba), y ella los vio, soltando seguidamente:

Tengo 47 años: he visto ligar y desligar a mucha gente.
Pues eso, que nuestra profesora es toda una defensora de los derechos de la mujer :D

Como la crónica del día no es muy extensa que digamos, dado que los lunes no dan para mucho y que comentar cómo le toco la moral a Álex no es suficiente para hacer interesante una entrada (xDDD), procederé a transcribir una serie de interesantes frases no pronunciadas en Historia de la Comunicación, sino en TCI (Teoría de la Comunicación y Teoría de la Información), para hacer las delicias de quienes van a clase (que no son muchos T.T), recordando los entrañables momentos del viernes, día en el que éramos cuatro gatos en clase, a esas horas de la madrugada, como dice el profesor en cuestión. Ahí van:

Ahora, como ha dicho vuestro compañero antes, los productos de Adidas no sólo se utilizan estrictamente para hacer deporte. También hay un estilo de ropa que es el estilo sport. Se llevan pantalones de sport, zapatillas no necesariamente aerodinámicas... (se para a meditar durante un instante) Bueno, los balones no se llevan puestos, claro.

(Pone una presentación de Power Point con el logotipo más antiguo de Adidas y el más moderno) Mirad, los logotipos de Adidas: la florecica y el triangulico. Florecica, triangulico (cambiando varias veces la diapositiva)

Yo, cuando era joven, tenía pelo: objeto ausente. Ahora, ya no tengo: objeto presente (le encanta poner ejemplos referidos a su calva).
Este profesor suelta unas cosas de vez en cuando que también nos hacen reír bastante. Ah, no hemos de olvidar cuando cantó (xD), tratando de explicar las diferentes formas de comunicar una misma cosa:
Natalia (pobrecita,siempre la pone de ejemplo últimamente) puede encontrarse mal, y puede decirlo de varias maneras. Por ejemplo, puede decir: "Me encuentro mal", o "Jo,tía, qué chunga estoy". O puede cantarlo: "I DON´T FEEL OKAYYYYY!"
Fue tremendo y memorable :P

Ya véis: la mañana de hoy no ha sido muy emocionante que digamos, pero no está mal, de vez en cuando, llenar unas cuantas entradas con frases célebres. Seguro que os interesará más que relatar con detalle todas las torturas a las que someto al pobre Álex (¡lo hago con cariño,ya lo siento! xD). Por cierto: el entrevistado en la contraportada de La Vanguardia de hoy era judío, no católico (qué pena, Santi :P)

Voy despidiéndome por hoy, que tengo todavía que deshacer la maleta. Y descansar un poco (sólamente he dormido cinco míseras horas, aunque ya estoy acostumbrada). Y comparar prácticas de Discurso con mi adorada y guapísima Iraia (^^)
Y, si puede ser, estudiar algo (no me dejan entre unos y otros; y, aunque me dejasen, el tiempo vuela, no sé por qué ocurre eso tan a menudo...)

Íñigo, gracias por todo. Tú también me importas mucho :D

Ah, Alberto: muy interesante tu reto. Que sepas que te apoyo, a ver si lo consigues ;)

Recitando... A mi buitre, de Miguel de Unamuno.

Este buitre voraz de ceño torvo
que me devora las entrañas fiero
y es mi único constante compañero
labra mis penas con su pico corvo.

El día en que le toque el postrer sorbo
apurar de mi negra sangre, quiero
que me dejéis con él solo y señero
un momento, sin nadie como estorbo.

Pues quiero, triunfo haciendo mi agonía
mientras él mi último despojo traga,
sorprender en sus ojos la sombría

mirada al ver la suerte que le amaga
sin esta presa en que satisfacía
el hambre atroz que nunca se le apaga.

Un poema un poco oscuro, pero que me enamoró cuando lo leí, hace ya tiempo.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Domingo

Ya véis, he trasladado mi ya antiguo blog a Blogspot. La verdad es que la plataforma en la que lo tenía no era muy conocida, por lo que era más difícil que leyesen mis divagaciones U.U El caso es que aquí estoy, estrenando blog. Espero que dejéis vuestros comentarios como siempre (por lo menos mis seguidores :P). Yo seguiré con mi estilo de siempre y continuaré relatando mis andanzas como acostumbro. Para quien no me conozca, que empiece a leerme diariamente (sí, intentaré actualizar con la máxima asiduidad posible...) y ya lo irá haciendo :D

Hoy es domingo, el día de la semana que más aborrezco, pero la verdad es que me lo he tomado con una cierta tranquilidad. Normalmente, me estreso cuando caigo en la cuenta de que apenas he hecho nada durante los días precedentes (que se supone que están ahí para aprovecharlos, no sólo para descansar), y entonces comienzo a revolver apuntes y papeles varios, alcanzando casi siempre un menor grado de concentración del que esperaba. Este domingo
no ha sido así: después de nuestra larga semana de exámenes, he decidido tocarme las narices :) Nos lo merecemos todos los que hemos estado ahí, al pie del cañón, dando lo mejor de nosotros mismos (o no xD). El caso es que ha sido una semana dura, bastante copada por los nervios.

La última vez que actualicé era miércoles: ya habíamos tenido el temido examen de Economía, que, al final, no pareció tan difícil (aunque todavía queda conocer la nota esta semana...) Pues bien, el viernes nos sometimos a nuestra segunda prueba universitaria: la de Historia de la Comunicación. Siendo sinceros, como dice Andoni en su blog, el examen fue un poco "exabrupto". Los nervios anteriores fueron bastante intensos (Iraia no me dejaba mirar los apuntes, los apartó de mí durante las clases) y que
el ya mencionado Andoni y Álex no pararan de hojear los suyos no contribuyó mucho a que me relajara (les incordié un poquito para que los dejaran de lado, todo hay que decirlo xD). El caso es que faltó mucha gente a clase: somos casi un centenar y ahí sólo había treinta personas como mucho (y las tres cuartas partes eran de Publicidad y Relaciones Públicas, que no tenían examen T.T).

Llegada la temida hora de la examinación, nos llamaron por riguroso orden de lista y que cada uno de los alumnos entrara a cuentagotas fue como una agonía. Pero bueno, la hora de comenzar acabó llegando. En realidad, el examen no empezó mal: uno de los desarrollos a elegir era la Opinión Pública, y, curiosamente, era uno de los que más dominados tenía, así que me relajé bastante y pude escribir sin que me temblara la mano ante la perspectiva de dominar la materia. Aún así, la media hora para exponer la teoría se me antojó muy corta: parecía que había pasado un minuto cuando nos dijeron que dejásemos de escribir. Supongo que pude completar mucho mejor la información, pero el tiempo siempre está en tu contra, tiene gracia la cosa. La entrega del test nos desmoralizó un poco a todos: nos tuvimos que enfrentar a 100 preguntas bastante jodidas, con perdón. La historia es que había dos monografías que entraban en
el examen, y la que más leímos y releímos fue la del señor Joseph Pulitzer, suponiendo que era la más propensa a ser preguntada, sobre todo teniendo en cuenta que en el test del año pasado del centenar de preguntas, 75 eran sobre ese libro. Pues no: la mayoría de las preguntas, esta vez, eran sobre la interesantísima monografía Protagonistas de la comunicación de ayer y de hoy (nótese la ironía), que yo había tenido la desgracia de leer tan sólo una mísera vez (algunos ni una, por lo menos me consuela). En conclusión: el test fue un poco una lotería, a excepción de algunas preguntas de nuestros amigos Pulitzer y Hearst, que quizás nos otorguen algún que otro punto. Tuve que dejar varias cuestiones en blanco, no vaya a ser que me bajaran tanto la nota que suspendiera por eso. Ahora, a esperar la calificación. A ver si hay sorpresas (espero que sean agradables).

Este fin de semana, com
o ya he comentado, ha sido más que nada de relax, porque hacía falta. Por fin he visto a mis chiquillas (hacía más de dos semanas que no pisaba Tudela ni estaba con ellas). Ayer salimos y nos lo pasamos bastante bien, aunque no nos corrimos una juerga bestial, porque, entre otras cosas, no había tanto ambiente como para hacerlo; eso sí, nos reímos mucho. Además, el mejor regalo es simplemente estar a gusto con tu gente y punto (foto: Fernando y Lolo haciendo gala de un estilo envidiable).

Mañana más y mejor (espero). Me toca ahora hacer la maleta, que todavía no me he puesto a ello y ya es hora (son casi las 10 de la noche).

Iris, ¡felicidades! Sólo te queda un tukiaño para ser mayor de edad, ya te lo he dicho más de una vez :D


Y a ti... a ti te he echado de menos. Bastante. Tengo unas ganas locas de verte.

Viendo... Corazón de mimbre, de Marea.



Había ya ganas de una nochecita en el Eskudo con todos, y, por supuesto, con Marea como principal banda sonora :D
.