lunes, 23 de febrero de 2009

Carnavales y otras andanzas

Quizás alguno de vosotros haya podido comprobar que anoche edité un post vacío; así es el cruel funcionamiento de Internet y así es, también, la estupidez de la que hago gala de vez en cuando, sin ocurrírseme copiar la entrada en el portapapeles o guardarla como borrador. La cosa es que no voy a dejar de relatar lo que ya relaté en mi trabajado y fugado post de ayer, así que empezaré (de nuevo) por el principio.

Tras dejar atrás la fatídica temporada de exámenes (deseando que la siguiente tarde en volver lo máximo posible) y disfrutar de unos días de descanso, la semana pasada empezamos nuevo cuatrimestre. Nuevas asignaturas, y por fin la grata noticia de que nos hemos librado de Economía para siempre (no tan deprisa, en tercero de Periodismo nos machacarán con Empresa Informativa... :( ) Entre los nuevos profesores, no hay demasiadas quejas por ahora: el de Historia de España es un crack, y aunque corren rumores de que es bastante malévolo a la hora de puntuar, lo que ha quedado de manifiesto es que su manera de enseñar y, sobre todo, de comentar los partidos de fútbol antes de las clases, es digna de ser mencionada. También merece una mención la profesora de CIE (Comunicación e Información Escrita, hablando en cristiano) que, aunque trató de hacerse la dura el primer día de clase, parece de lo más simpática. El profesor de Literatura (Fundamentos Culturales de la Comunicación I, ¿por qué puñetas lo llaman así con lo fácil que es decir LITERATURA?), divaga, cuenta cosas intersantes pero muy filosóficas y nos lía la cabeza, pero, con todo, es agradable. Mi única protesta, mal que me pese va dirigida al nuevo profesor de Teoría de la Comunicación que, digamos... es muy, pero que muy ABURRIDO. No tengo nada en contra de él, pero se nota que es un novato (no ha dado clase en su vida) Pobre.



Unos se van, otros vienen... Y la marcha que más nos apena es la de nuestra profesora favorita, indiscutiblemente: la de Historia de la Comunicación. Buscaremos desesperadamente alguna asignatura que imparta durante la carrera y trataremos de matricularnos en ella. Ha sido, sin ninguna duda, la mejor profesora del pasado cuatrimestre. Y lo digo muy en serio, ¿a que sí, Andoni? (estratagema para incluir el link de su blog)




Antes de acabar, he de hacer una especial mención a nuestro carnavalesco fin de semana. Divertido y fuera de lo común. Nos disfrazamos de Cruella de Vil y nos codeamos con pintorescos ginecólogos rumanos, jardineros, mexicanos que te cantaban una ranchera a cambio de algo (mi amiga Iris puede explicar eso :P), Freddys Kruguer y demás variopintos personajes que nos hicieron pasar un buen rato. Tras el análisis de los autendos, llegué a la conclusión de que los que más habían triunfado este año eran el de Duffman y el de iPod, seguido de cerca por los mimos, que volvieron a causar furor.

¿Qué podría hacerme más feliz que esto? Dos cosas: que mis compis de clase a los que más quiero hayan superado con creces los exámenes (aprobados y con buena nota, enhorabuena chicos, a por el siguiente cuatrimestre ;)) y que alguien se haya afeitado, dejándome más que contenta :D

Por cierto, Hilarísticos ya está tomando forma. ¡Pasaros!


Ahora, prueba de Antropología la vista y muchos, muchos libros para leer. Porque...

¿Si no os gusta leer y escribir, qué hacéis en Comunicación?
Dicho queda.

Escuchando... Spit in the face, de Anti-Flag.



Punk puro y duro.

viernes, 13 de febrero de 2009

Máxima brevedad

Eso es; la máxima brevedad posible para apuntar tres cositas:

La primera, que ya han acabado los exámenes y, con ellos, nuestros pasados días de sufrimiento agónico. Ahora las horas se disfrutan a tope... Hacedlo, que los cabrones no tardarán en volver.

La segunda, que enseguida volveré a escribir como de costumbre (eso espero, si el tiempo me sobra), tanto aquí como en un nuevo blog que voy a comenzar, pero no de este tipo... digamos que de estilo más informativo. De humor. Pronto os dejo el link.

La tercera y última, que esta mañana me he convertido en donante de sangre y eso me hace estar muy orgullosa de mí misma. Orgullosa tanto por ayudar a la gente que lo necesita de una manera que a mí no me supone mucho esfuerzo, como por superar mi miedito a las agujas.

Disfrutad, chicos. El lunes volveremos a la carga.

Escuchando...Kids, de MGMT



He ido descubriendo goear y me parece incluso mejor que Radio Blog Club, ¡probadlo!